La endodoncia es el tratamiento de conductos radiculares, esto corresponde a toda terapia que es practicada en relación al nervio del diente. El tratamiento de conductos abarca desde el recubrimiento del nervio hasta la extirpación parcial o total de la pulpa en las raíces del diente.

 

¿Cuando es necesaria una endodoncia?

Muela con cariesEl principal motivo para realizar un tratamiento de conductos es que a la persona le duele un diente.

Vamos a dividir las situaciones en dos grupos. El primer caso es cuando el tejido pulpar se ve afectado por caries (bacterias) u otros agentes, pero el daño es tan grande que el diente no puede defenderse. Los síntomas en una primera etapa son sensibilidad a los cambios de temperatura (frío/calor), molestias al masticar; luego pasan a dolores constantes y finalmente a un dolor agudo que puede ir acompañado de aumento de volumen de la cara, dificultad para abrir la boca y fiebre.

El segundo grupo de situaciones en las cuales podría requerirse de una endodoncia es por un golpe o fractura de un diente o por motivos protésicos, como la colocación de una corona (funda).

En ambos casos se puede realizar tanto en dientes anteriores como en caninos, premolares y en molares.

 

Etapas de un tratamiento de conducto

La duración del tratamiento es varaible y particular para cada paciente ya que no todos los casos son iguales. En algunas oportunidades se requiere primero eliminar la caries del diente o un tratamiento con antibióticos, como Amoxicilina.

En general podemos dividir el procedimiento en 3 etapas. La primera es generar un acceso hacia los conductos y su localización para determinar la longitud del diente. A continuación se realiza la eliminación del tejido pulpar y desinfección de los conductos, ésta puede ser manual o mediante un sistema mecanizado. Finalmente se realiza la obturación o relleno de los conductos con un material llamado gutapercha.

Luego de realizada la endodoncia es necesario restaurar el diente con una tapadura definitiva, como una resina, incrustación o corona.

Etapas de endodoncia

¿Duele el procedimiento de endodoncia?

Ésta debe ser quizás la pregunta más frecuente en relación a este tratamiento y que genera mayor inquietud en los pacientes. La endodoncia en sus primeras etapas se realiza bajo anestesia local, focalizada en un área determinada, por lo que si se realiza un buen diagnóstico y procedimiento no debiera generar dolor. Eventualmente puede haber reagudización de los síntomas, pero son casos aislados.

 

La última oportunidad de salvar un diente

Este tratamiento representa un procedimiento de suma importancia para evitar la pérdida de dientes seriamente dañados y comprometidos, siendo prácticamente el último tratamiento que puede preservar las piezas dentarias. Si no se pudiera realizar la endodoncia en un diente, la única alternativa es la extracción de la pieza (y no hay nada mejor que el propio diente).